Certificado energético: estrategia de revitalización

Certificado energético: una estrategia para la revitalización

Certificado energético y crisis inmobiliaria

En un contexto de crisis económica como en el que nos encontramos, con una continua subida de los precios de las energías y la incesante caída de precios del sector inmobiliario, no resulta extraño pensar que lo más inteligente es gastar únicamente la energía necesaria, viéndose esta idea fomentada por la puesta en valor de edificaciones con una alta eficiencia energética.

Por este motivo, podemos ver el certificado energético como una estrategia para la revitalización inmobiliaria; una sugerencia con la que poder incrementar el valor de una vivienda, transformar el sector inmobiliario y mejorar su eficiencia energética.

Los datos publicados por el Ministerio de Fomento rebelan que más del 58 % del parque edificado en España es anterior a 1980, existiendo más de 20 millones de viviendas con una antigüedad entre 35 y 55 años, y más de 6 millones de viviendas con más de 55 años.

Estos datos, reflejan perfectamente la situación inmobiliaria que existe en la ciudad de Zaragoza, contando con más de la mitad de sus viviendas en pésimas condiciones energéticas debido a la inexistencia en la mayoría de ellas de aislamiento térmico en sus cerramientos y con unas instalaciones obsoletas. Ante esta situación, desde BS Asesores Energéticos, empresa experta en temas energéticos, realizamos certificados energéticos en Zaragoza incluyendo un paquete de medidas de mejora con las que poder rehabilitar inmuebles, que si se realizasen pueden llegar a revalorizarlo en hasta un 25%.

Certificado energético Zaragoza

Certificado energético Zaragoza

 

Certificación energética y ahorro de energía

El ahorro de energía es en estos momentos más que nunca una necesidad, siendo el certificado energético una posible solución con la que plantear al propietario aquellas medidas que le permitirán ahorrar energía y mejorar su calificación energética. Debemos de ser conscientes que dentro de las características de una edificación existen elementos que influyen en mayor medida que otros en su consumo de energía, y que  incluso algunos de ellos son inamovibles, tales como la ubicación y las dotaciones del entorno, pero,  por el contrario, se puede actuar sobre otros muchos (en algunos casos con una inversión mínima y de rápida recuperación).

Dentro del paquete de mejoras más comunes en las edificaciones se pueden destacar  las siguientes:

  • Mejoras en la envolvente térmica de los edificios: tratamiento de los cerramientos opacos con la incorporación de materiales aislantes y una correcta ejecución de los cerramientos con el fin de reducir los puentes térmicos y las infiltraciones, además de la sustitución parcial o completa de los cerramientos transparentes, contando hoy en día con carpinterías de PVC con rotura de puente térmico y vidrios dobles e incluso triples con relleno de las cámaras con gases aislantes.
  • Incorporación de protecciones solares, lamas, persianas y toldos, teniendo en cuenta las diferentes orientaciones de las fachadas, con la finalidad de conseguir la máxima protección o la máxima exposición al sol dependiendo del clima y de la época del año en la que nos encontremos.
  • Instalaciones térmicas de mayor eficiencia, apoyándonos de las nuevas prestaciones tecnológicas que encontramos en el mercado: caldera de condensación y de biomasa, bomba aerotérmica, suelos y techos radiantes, placas solares fotovoltaicas y térmicas, etc.
  • Instalación de detectores de presencia, sistemas de regulación de la iluminación, estrategias de mayor aprovechamiento de la iluminación natural, etc.
  • Instalaciones domóticas para el control de la climatización e iluminación.

Actualmente, aunque son escasas las ayudas proporcionadas desde la adminsitración pública para realizar la necesaria y beneficiosa rehabiliatación de inmuebles, existen programas de ayudas para tales fines. Un ejemplo de ello es el Plan PAREER, Programa d Ayudas del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, plan que dispone todavía de 125 millones de euros destinados a ayudas, tal y como anunció su responsable Fernando de los Mozos en la Semana Internacional de la Construcción y Rehabilitación Eficiente.

Recommended Posts

Leave a Comment